Exclusive

DESAYUNAR CHOCOLATE TENDRÍA BENEFICIOS EN LA SALUD

Un estudio realizado por científicos de Boston afirma que, ingerir chocolate en el desayuno, tendría beneficios en el metabolismo y la salud en general.

De acuerdo con los científicos, el chocolate ayudaría a “quemar la grasa corporal” durante el día.

Por lo tanto, contrario a lo que se ha profesado sobre este alimento, desayunar chocolate no provoca un aumento de peso, sino todo lo contrario.

El chocolate ayuda a quemar grasa y disminuye los niveles de azúcar en sangre

Un grupo de científicos realizó un experimento en mujeres, para demostrar los beneficios en la salud que tiene el chocolate.

Así, 19 mujeres posmenopáusicas con tendencia a tener un metabolismo lento, participaron en las pruebas del estudio.

Una hora antes de acostarse y una hora después de despertarse, las 19 mujeres comieron una barra de 100 gramos de chocolate con leche.

Los resultados demostraron que:

  • La ingesta de chocolate por la mañana o por la noche, no provoca un aumento de peso.
  • Comer chocolate por la mañana o por la noche puede controlar el hambre y el apetito.
  • El chocolate ayuda a regular los ciclos de sueño.
  • Una ingesta elevada de chocolate durante las horas de la mañana, podría ayudar a quemar grasas y reducir los niveles de glucosa en sangre.

“El chocolate dispara el metabolismo y te hace quemar grasa, además de disminuir los niveles de azúcar en la sangre a lo largo del día.”ESTUDIO

Beneficios que aporta el chocolate dependen de cómo y cuándo se coma

El estudio demostró que el consumo de chocolate es beneficioso para la salud debido a la composición natural del cacao.

Sin embargo, cabe mencionar que dichos atributos están condicionados a cómo y cuándo se ingiera el chocolate.

“Nuestros hallazgos destacan que la forma en la que comemos chocolate, puede afectar los mecanismos fisiológicos involucrados en la regulación del peso corporal.”ESTUDIO

Según lo propuesto en la investigación, el consumo preferente es de 100 gramos al día en una presentación sencilla de “chocolate con leche, amargo o semiamargo”.

Este, debe combinarse con alimentos ricos en proteínas y carbohidratos sin exceso de azúcar ni grasa.

Además, dependerá de la dieta estricta que el nutriólogo recomiende a cada paciente.